19. ene., 2017

Como Elegir el Color de las Cortinas

Ten cuenta estos prácticos y sencillos consejos y anímate a hacer de tus cortinas un elemento complementario en de la decoración de tus espacios.

Las cortinas son un elemento decorativo muy importante porque otorgan personalidad al ambiente. El color de las cortinas depende de muchos factores: del tamaño de la habitación, del color de las paredes, del tipos de muebles tengas, de si entra mucho o poco sol... Por eso, antes de elegir las cortinas, conviene seguir estos consejos que te damos para acertar en tu elección.

A la hora de escoger las cortinas, deberás tener en cuenta el tamaño de la habitación. Si se trata de una habitación pequeña, lo mejor es optar por colores neutros en las cortinas, como el blanco o el beige. De esa manera, crearemos un efecto de mayor amplitud en la habitación. En el caso de que la dimensión de la habitación sea grande, entonces podemos jugar tanto con los colores como con los tejidos.

Otro elemento fundamental para elegir el color de las cortinas es tener en cuenta el color de la pared de la habitación. Si la habitación es de color azul, entonces pondremos unas cortinas blancas o beige. Si la habitación es blanca, podemos jugar con cualquier color. Si por el contrario la habitación es de color amarillo, los naranjas, marrones y verdes frescos combinan a la perfección.

Si queremos combinar con éxito las cortinas con el resto del ambiente, debemos tener en cuenta qué otros elementos hay en la habitación. Por ejemplo, si se trata de un dormitorio, podemos combinar el color de las cortinas con el edredón o colcha. Si se trata de una sala, debemos tener en cuenta el color del sofá. Por ejemplo, una buena combinación sería: pared blanca, sofá marrón chocolate y cortinas beige.

No debemos olvidar tampoco el tipo de muebles que hay en la habitación donde pondremos las cortinas. Si se trata de una habitación con una decoración rústica, no conviene recargar más la decoración con cortinas estampadas, en este caso es más conveniente usar colores lisos. Sin embargo, en una habitación más minimalista, podemos optar por algo liso o bien, por algún estampado tipo rayas.

En las habitaciones infantiles, podemos elegir un color más fuerte y vivo en las cortinas, que den luminosidad. A los niños les encantan los colores vivos y los dibujos. Si queremos decorar una habitación infantil, podemos optar por esta solución divertida.

Ten en cuenta estos prácticos y sencillos consejos y anímate a hacer de tus cortinas un elemento complementario en de la decoración de tus espacios.